07 Nov 2023

Psicomotricidad vivenciada: creciendo juntos con alegría y libertad.

Escrito por 

“La libertad de movimiento, la libertad de expresión, la escucha de las emociones y los valores profundos de la historia del niño deben ser plenamente respetados”. Bernard Aucouturier

El Colegio Gondomar, hace dos años se embarcó en la maravillosa aventura de la Psicomotricidad Vivenciada, basada en los trabajos de Bernard Aucouturier. A lo largo de este camino, alumnos y profesores, estamos aprendiendo y disfrutando. Cada día nos sorprendemos con nuevos juegos, originales desplazamientos, construcciones de ensueño, superación de miedos… todo ello con calma y eficacia.

La Psicomotricidad Vivenciada es una psicomotricidad relacional, no mecanicista. Es un enfoque que se centra en la experiencia corporal y emocional del individuo en relación con su entorno, sin la intervención directa y estructurada de un profesional. Está basada en cómo los alumnos a través de la actividad motriz espontánea, construyen su imagen corporal, la identidad de sí mismos, el conocimiento del esquema corporal, y las sensaciones y emociones que experimentan durante la actividad física y la interacción con el medio ambiente. Esto les permite descubrir y desarrollar sus habilidades motoras y cognitivas de forma autónoma. No existe un resultado ni un logro específico en mente, el profesional no planifica las actividades, los alumnos tienen libertad de explorar y moverse sin instrucciones precisas.

Hemos podido descubrir muchos beneficios durante el tiempo que llevamos con este enfoque de psicomotricidad.

- El fomento de la creatividad es notorio. Al permitir a la persona explorar y expresarse libremente se favorece la imaginación y la creatividad, los alumnos inventan desplazamientos y juegos como el “Bolo fútbol” (5 años), construyen circuitos para bolas, casas con telas…

 - Desarrollo de la autonomía y confianza: La libertad para moverse y descubrir permite a los alumnos ganar confianza en sus habilidades motoras y cognitiva. Así como en su capacidad para tomar decisiones y enfrentar desafíos de forma autónoma. Por ejemplo, cuando un niño tiene miedo a las alturas, primero suele pedir ayuda para subir a un banco, espalderas… luego va haciéndolo solo, empezando por pequeñas alturas hasta que consigue la confianza suficiente para subir más alto y superar su miedo. Este beneficio está muy ligado con el siguiente.

- Gran mejora del autoconcepto y la autoestima: Al poder explorar y experimentar sin críticas, fomentan una imagen positiva de sí mismo y una mayor aceptación de sus habilidades y limitaciones.

- El aprendizaje que se produce es significativo y duradero porque se basa en la experiencia directa. Los alumnos exploran y descubren por sí mismos.

- Se fomenta la adaptabilidad y la flexibilidad mental ayudando a desarrollar habilidades parar afrontar diferentes situaciones manera creativa y eficaz.

- Promueve la interacción social, el juego cooperativo y la comunicación con otros, facilitando el desarrollo de habilidades sociales esenciales.

Es muy bonito ver como se piden ayuda unos a otros para sus construcciones, sus juegos…

- El estrés y la ansiedad se reducen al tener libertad y ausencia de presión para cumplir con ciertas expectativas creando un entorno más relajado y placentero hacia la actividad física.

- Se fomenta la integración y la interpretación de la información sensorial a través de experiencias sensoriales variadas, contribuyendo a la percepción y comprensión del entorno.

- Desarrollo cognitivo: Promueve el pensamiento lógico, la resolución de problemas, la planificación y la toma de decisiones, ya que los alumnos enfrentan desafíos y obstáculos en su entorno de juego y exploración.

- Se fomentan hábitos saludables al incentivar la actividad física y el movimiento que puede promover un estilo de vida activo y equilibrado en un futuro.

- Se estimula la motricidad global y fina. Mediante la libertad de movimiento se desarrollan las habilidades motoras tanto gruesas como finas, mejorando la coordinación, el equilibrio, la fuerza muscular y la destreza manual.

En este viaje, estamos descubriendo que la expresión de nuestro ser se manifiesta en cada movimiento, en cada gesto y en cada vivencia corporal, nutriendo así nuestra esencia y nuestra autenticidad.

 

Visto 1125 veces
(3 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios